22 años se dicen fácil, pero vivirlos para mantenerse a flote sin hundirte en el intento, no lo es.

La Asociación Pro Ayuda a la Niñez Nicaragüense mejor conocida como APAN, radicada en Diriamba, se ha vuelto un pedacito de tierra internacional, esto debido a la cantidad de personas que dejan sus respectivos países para aportar su tiempo y conocimiento en las niñas, los niños y adolescentes, a través del voluntariado.

En tiempos donde las necesidades son mayores y los recursos mínimos, los programas de voluntario han resultado oportunos para aquellas ONG´s con poco personal y muchos beneficiarios. Las puertas de APAN se abrieron hace más de 17 años a diferentes agencias de voluntariado, entre ellas: Servicio Civil Internacional (SCI), Asociación de Aquí Para Allá (ADAPA), SETEM Córdoba y más recientemente One Two Tree y Servicio de Voluntario Europeo (SVE) a través de Cazalla Intercultural.

En 2014, pasaron por APAN 60 voluntarios, en períodos de 2 a 12 semanas para trabajar en el campo de su preferencia. En su mayoría a través de One Two Tree, para dar clase de Inglés, Hip Hop y computación “Nicaragua es un país con gran atractivo y potencial turístico, para la población nicaragüense, ¿qué es lo primordial que se va a exigir a la hora de optar a puestos de trabajo relacionados con este sector? Pues está claro que “EL INGLÉS” de ahí que me parezca una tarea fenomenal la de poder aportar mi granito de arena enseñando inglés a estos niños con menos recursos”, afirma Víctor Medina, voluntario por 6 meses.

Por su parte ADAPA, envió 3 voluntarias españolas, quienes estuvieron en APAN durante 3 meses, su principal tarea fue trabajar con 1020 adolescentes de 7mo a 9no grado del Instituto La Salle; pero además en el Centro Social fortalecieron la Red de niñas, la Brigada Ecológica, brindaron talleres de manualidades a 40 niñas y niños, vivieron la experiencia de la campaña navideña y entrega de juguetes en Wascatan, una comunidad ubicada a mas de 40 km del municipio, y brindaron seguimiento al proyecto de la panadería, micro emprendimiento que financia ADAPA, “estos 3 meses vividos y trabajados en APAN, ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, compartir y conocer de los sueños de los chavales es algo muy hermoso, yo espero volver muy pronto para hacer más cosas”, dice con mucha emoción Marisi, una de las voluntarias.

Proyectos de Voluntariado

Pero 2014 también tuvo algo particular, gracias al proyecto de Servicio de Voluntario Europeo (SVE), financiado por la Comisión Europea, estuvieron 8 voluntarios de diferentes nacionalidades (España, Italia, Polonia, Lituania) por un período de 10 meses, su trabajo se enfocó en atender las escuelas públicas que tienen convenios con APAN, donde atendieron a 120 niñas y niños de primaria entre las edades de 7 a 11 años, en temas de autoestima, higiene sanitaria, alimentación sana, ejercicios creativos y lúdicos, entre otros.

Como parte de los componentes de dicho proyecto, dos representantes de APAN viajaron a España para participar en la Conferencia Internacional sobre voluntariado, auspiciado por la Comisión Europea a través de Cazalla Intercutural de España, donde se reunieron 16 países de 4 continentes. El encuentro sirvió para conocer más a fondo de qué trata esta iniciativa, que los une a todos como una red de voluntariado internacional y para compartir sus experiencias además de crear nuevos espacios de intercambio entre países que antes no han trabajado conjuntamente.

“En esta conferencia me he dado cuenta que todas las organizaciones de todos los países participantes tenemos más cosas en común de lo que creemos, que trabajamos temas sociales similares para aportar a los objetivos de desarrollo y enfrentamos iguales problemas con los voluntarios que llegan a nuestros países”, expresó Ronald´s Mendieta Director de APAN.

APAN, expuso ante todos los participantes, sus diferentes proyectos en los que voluntarios de otros países puedan colaborar, como lo son: Cursos de Oficios y vocacionales, Cursos de Inglés, Charlas Educativas, Atención a Escuelas, Cursos de Informática, Hip Hop, Repostería, Expresiones Organizativas, Manualidades, etc.

“A nosotros nos gusta jugar con los muchachos que nos vienen a enseñar diferentes cosas, ellos vienen desde largo para conocernos” asegura Daniela, niña de 8 años de la escuela Rubén Darío. Son más de 1200 niños los que APAN atiende de manera directa (centro social) e indirecta (escuelas y barrios), que requieren y agradecen del tiempo y atención de aquellas personas que desean vivir la experiencia de intercambio cultural en otros países.

ReconocimientoIMG_20150126_161947

A los largo de estos 22 años, en los que APAN ha experimentado cambios significativos -aun muchos recuerdan el tiempo de la Liga del calcetín, “béisbol de calcetín “ o los concursos de barriletes en un barrio de Diriamba donde dio sus primeros pasos- se ha abierto camino y dejado huellas en su trayecto, ha preparado en oficios técnicos a más de 2500 adolescentes, brindado más de 500 charlas educativas, realizado 11 caravanas y 20 Campañas y fiestas navideñas, participado en decenas de ferias de salud y educación.

APAN, ha cosechado muy buenas relaciones con distintas instituciones municipales y departamentales como lo son: Alcaldías, Ministerio de Salud, Bomberos, Ministerio de Educación, Policía Nacional, Ministerio de Recursos Naturales y diferentes ONG que trabajan de la mano por la Niñez y Adolescencia como es el Movimiento Infantil Luis Alfonso Velásquez Flores (MILAVF).

Fruto de esta trayectoria de amor por los más necesitados, el pasado 10 de octubre de 2014 el Consejo Municipal de Diriamba le otorga a APAN por unanimidad de votos, un reconocimiento mediante la entrega de la Medalla Honor al Merito Ricardo Morales Avilés. Este tipo de galardones es el más alto al nivel local, entregado solamente a aquellas personas u organizaciones que han desempeñado un buen trabajo y cambios importantes en la municipalidad.

“Para mí este reconocimiento representa el esfuerzo de todos y cada uno de las personas que hacemos posibles esta bonita labor socio educativa en Diriamba, y esto tiene que ver con sentimientos, amor, esfuerzo y muchos deseos de servicio hacia la comunidad principalmente para nuestra niñez y adolescencia que están viviendo en pobreza y vulnerabilidad. Este reconocimiento nos compromete aun mas a servir mejor y con calidad a los verdaderos dueños de APAN que son nuestros niños y niñas”. Enfatiza Ronalds Mendieta. Director de APAN.